This day will never happen again.

Tuesday, March 13, 2012

God must be a woman

Siempre que paseo por las calles me gusta observar a las mujeres. Suena a cliché pero no hay mujer fea... bueno, más bien, toda mujer tiene algo hermoso en su esencia. Puede ser la voz, el contoneo al caminar, la comisura entre las líneas superior e inferior de los ojos, el porte al sentarse, o el modo en el que gimen. Sea cual sea, todas poseen algo hermoso y único... me pregunto cómo será la unión milimétrica y exacta de todas estas peculiaridades divinas de toda mujer encarnadas en una sola, en todos los tiempos, en todos los lugares, y es así que imagino la apariencia de Dios.

No comments: